Huevas de capelán

Las huevas de capelán contienen todos sus matices ligeramente salados, con recuerdos marinos, y una textura que permite que se fundan en el paladar con una pequeña explosión de sabor. Aderezando ensaladas, canapés o cremas calientes, son excelentes potenciadores del sabor en cualquier plato. Disponibles en negro y rojo.

Formatos de Envasado: Tarros de 50 g y 100 g
Caducidad: 18 meses.
Mantener refrigerado entre +2ºC y +7ºC